fbpx

Como bien dice el dicho alemán: “Übung macht den Meister”. Y precisamente porque es la práctica la que hace al maestro y nadie nace sabiendo deberíamos asociar el aprendizaje con el juego. A través de él podemos aprender de los errores que cometemos en un contexto relajado y espontáneo, en el que no sentimos miedo a hablar, algo que resulta fundamental para fijar y automatizar las expresiones. 

Además, crear herramientas lúdicas en el proceso de aprendizaje para usarlas en el aula nos permitirá practicar y asentar ese conocimiento teórico que hemos aprendido previamente. Gracias al juego no solo podemos  mejorar nuestro nivel de idioma, sino que también desarrollamos otras capacidades cognitivas como son el fomento de la creatividad, la imaginación, el compañerismo y el trabajo en equipo. Asimismo mejora la atención, el razonamiento, la memoria y estimula el pensamiento crítico. Todas esas capacidades y cualidades nos van a resultar de gran ayuda a lo largo de nuestro periplo vital. Si todo esto no fuera lo suficientemente atractivo como para decidirse por aprender el idioma usando un método que incluya el juego, aún nos queda un as bajo la manga: ¡la diversión! A veces pensamos que aprender un idioma como el alemán es difícil y aburrido, pero si elegimos un buen enfoque de cómo queremos aprenderlo puede convertirse en una auténtica aventura, capaz de crear en nosotros una ilusión. Ilusión por asimilar, adquirir conocimiento, compartir, mejorar y pasárselo bien. 

Dicen que nunca es demasiado tarde para aprender algo nuevo. De la misma forma que el aprendizaje no tiene edad, el juego tampoco. Sin embargo, según la conciencia colectiva parece que sólo jugamos cuando somos niños. Es fundamental cambiar esta visión y seguir jugando cuando somos adultos. Apostar por una metodología lúdica posibilita la adquisición de conocimiento en un clima ameno y entretenido. De esta manera , conseguiremos que incluso en nuestro ratos libres sigamos teniendo motivación y ganas de continuar con este apasionante idioma.

Ilusión por aprender, pasión por enseñar

Maribel Piña Reyes

Profesora de alemán en EFEMálaga/ ISBA Campus Málaga

Abrir chat